Login

Signup

No ha sido fácil llegar a ser la empresa de reciclaje que somos el día de hoy; con un equipo profesional a cargo de los procesos productivos, creativos y eficaces, con la capacidad de adaptarse a las necesidades de nuestros clientes, que cumple con lo que prometemos y ofrece el mejor servicio de la región.

Debemos remontarnos a finales de los años 90, cuando un grupo de emprendedores peruanos, comenzó a reciclar metales y materiales que en muchos casos nadie quería procesar.

Ellos comienzan a hacer contactos con muchas de las principales empresas del medio, especialmente relacionadas con el uso de metales. El inicio fue duro y, si bien se enfrentaron a muchas adversidades, los empresarios mantuvieron su fe en la oportunidad de negocio que veían en el reciclaje.

En sus inicios, la empresa empezó operaciones con un pick up viejito y una pequeña bodega de 100 m2 ubicada en zona 3 de la capital, recolectando metales no ferrosos. Aunque allí sufrieron robos, asaltos, estafas, etc., los socios fundadores siempre tuvieron la visión de convertirse en la empresa de reciclaje más profesional en Guatemala.

En solo dos años, en base a la honestidad y responsabilidad en sus operaciones, la empresa fue abriéndose paso y consolidándose de micro empresa a empresa pequeña. Esto motivó a que movieran sus operaciones a San Cristóbal por espacio de 3 años, y luego pasaran a su ubicación actual, en San José Villa Nueva.

Trabajo realizado en 2001
Trabajo realizado en 2001

Viendo las oportunidades de negocio que ofrecía el rubro de reciclaje no solamente en Guatemala, los socios decidieron ampliar operaciones en otros países de Centroamérica. Hasta el año 2008, el grupo reciclador había expandido sus operaciones en El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. El éxito comenzó a aumentar, basado en el pronto pago a sus clientes y honrar sus compromisos en los tiempos pactados.

La empresa fue pionera en encontrar soluciones de reciclaje para los circuitos de los aparatos electrónicos, después de años de buscar soluciones medioambientalmente responsables en el exterior. Una vez más, la empresa encontró soluciones de reciclaje para esos materiales y otros más (como CD’s, plásticos ABS/PS, baterías recargables, aleaciones de hierro poco comunes, etc.), por más que no ofrecían mayor retorno económico en muchos casos.

Luego de la recesión económica del año 2008, que afectó muy considerablemente al mercado de reciclaje, y también debido a la salida de algunos miembros del grupo empresarial, el directorio decidió cerrar operaciones en otros países y fortalecer su posición en Guatemala, cumpliendo con el objetivo inicial trazado.

Luego de 20 años de innovar en procesos, en seguridad industrial y desarrollo organizacional, encontrando nuevos mercados internos y externos, Scrapex es hoy en día la empresa más respetable e innovadora en materia de reciclaje en Guatemala. Contamos con una planta de reciclaje de 1,500 m2, más de 40 colaboradores especializados, una administración profesional, responsable y eficiente que nos han convertido en la mejor opción de reciclaje en todo el país.